Caos, Caos, Caos

Recientemente oí mencionar de pasada en una conversación el “efecto mariposa”, y se empleaba “algo que se nos va de las manos” en cuanto a dimensiones (una bola que crece)

Esto no es exactamente así. Intentaré explicarlo.

El punto de partida es La Teoría del Caos, que:

“es la rama de las matemáticas, la física y otras ciencias (biología, meteorología, economía, entre otras) que trata ciertos tipos de sistemas complejos y sistemas dinámicos no lineales muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales”

Vale, obvio: si variamos las condiciones iniciales es esperable que obtengamos resultados diferentes. 

Pero lo peculiar en este tipo de sistemas es que las variaciones en las condiciones iniciales pueden ser ínfimas, pero producen unas diferencias (desviaciones) enormes, ENORMES, en los resultados obtenidos.

Ínfimo puede ser la variación en el sexto decimal, o el efecto del aleteo de una mariposa en las moléculas de aire que hay a su alrededor: esto provocará un efecto, que a sus vez provocará un efecto, que a su vez… cada una de las consecuencias será distinta , a modo de cascada, convirtiendo el resultado en impredecible a medida que adquiere complejidad.

No es por tanto que las consecuencias CREZCAN y se hagan mayores, sino que se DESVÍAN de las predicciones iniciales. Va más relacionado con la idea de “rumbo que toman los acontecimientos”

Hay quienes se apoyan en esta teoría para explicar el rumbo de la Historia


Si puedes dedicarle unos minutos, te dejo unos ejemplos de cómo se puede llegar a complicar una cosa en la que intervienen unas pocas (poquísimas) variables. Imagina si interviniesen decenas… o cientos.

Doble péndulo (2´28)

Cuádruple péndulo (animación) (5´30)

Si viésemos miles de dobles péndulos superpuestos, hipnótico (1´26)

Y este vídeo para muy interesados, pero para lo que quiero ilustrar con los 2 primeros minutos es suficiente.