Premio y Castigo

La Ley del Efecto, publicada por Edward Thorndike en 1905 sostiene que es más probable que repitamos aquellas conductas que nos proporcionan consecuencias agradables o placenteras que aquellas que nos provocan sensaciones aversivas o dolorosas. 
De hecho es una de las estrategias (junto a otras) que se utilizan a la hora de afianzar hábitos.
Facilitar y consolidar el aumento o la disminución de ciertas respuestas (conductas) ante ciertos estímulos, es el objeto de la modificación de conducta (psicología del comportamiento).

Para ello de vale de reforzadores y castigos.
Si estos se presentan de forma previsible y coherente, llegará el momento en el que aunque se retire bien el refuerzo o bien el castigo, la respuesta (conducta) se seguirá dando como antes (será una respuesta condicionada)

Es un poco más complejo que dar chocolatinas o pegar con la zapatilla; Y no olvidemos que se refuerzan (o castigan) conductas, no personas.
Vamos a echarle un vistazo:

(1) Refuerzo (R): Aplicando un refuerzo se busca SIEMPRE que una conducta se dé con más frecuencia, que aumente.
(2) Castigo (C): Aplicando un castigo se busca SIEMPRE que la frecuencia de una conducta disminuya

Puedo, en ambos supuestos conseguir mi objetivo proporcionando algo (que en ese caso se llama + positivo) o retirando algo (que se llama – negativo).

De esta forma obtenemos 4 posibilidades de intervención:

(1) Refuerzo positivo (R+): dar un premio (proporcionamos algo que ayude a aumentar esa conducta -> el refuerzo puede ser cariño, una golosina, dinero (un bonus), tomar un merecido descanso, … en un PREMIO -> quién deje su escritorio recogido a final de jornada podrá entrar 20 min más tarde la jornada siguiente* 
Aumentamos una conducta (R) introduciendo (+) algo gratificante 

(2) Refuerzo negativo (R-): eliminamos un fastidio (evitamos algo negativo con lo que aumentamos que se de esa conducta) -> quién deje su escritorio recogido a final de jornada no tendrá que acudir a la sesión de motivación*
Aumentamos una conducta (R) retirando (-) algo desagradable

(3) Castigo positivo (C+): hacemos que suceda  algo no agradable (probabilidad de que disminuya esa conducta) -> quién deje su escritorio sin recoger a final de jornada tendrá que venir 20 min antes la jornada siguiente*
Disminuimos una conducta (C) introduciendo algo desagradable

(4) Castigo negativo (C-): impedimos / evitamos que ocurra algo agradable (probabilidad de que no se de esa conducta) -> quién deje su escritorio sin recoger a final de jornada no tendrá acceso a los bonos de cafetería*
Disminuimos una conducta (C) retirando algo (-) agradable

* (quise forzar los ejemplos para que se perciba que aún buscando un mismo efecto, ciertos planteamientos son más adecuados según de qué conducta se trate)

Aunque estos procedimientos los utilizamos a diario, en prácticamente todas nuestras interacciones, el efecto no siempre es el esperado; Sin embargo, para el profesional (tras un proceso muy exigente, que requiere muchos años de formación y de aplicación) es una herramienta muy efectiva, respaldada por evidencia experimental de muchísimos años aplicada  a personas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s